domingo, 9 de enero de 2011

Por aquéllas almas perdidas..

Ahogas mi mirada en tu café y no quieres saber nada del humo que exhalo. Al menos podrías tener el valor de dejarme escudriñar tus ojos en busca de lo que ha provocado este desastre, este cambio repentino y sin avisar, esta falta de ganas, esta falta de esfuerzo por tu parte. Si vas a dejarme marchar, hazlo bien y dame una explicación sobre por qué lo haces. No seas cobarde. Y no tires piedras contra mi ventana, llama al timbre, es más seguro.

4 comentarios:

Scarleth dijo...

me gusta mucho lo que escribiste... yo estoy en el lugar del cobarde justo ahora, tengo muchos miedos pequeños que juntos forman uno grande, y poco a poco me los he ido sacudiendo, espero llegar a algo.

un beso =)

meris dijo...

Seguro, los valientes llegan más lejos siempre :) ánimo! un besito

Natalia S. dijo...

Me encanta tu blog. Todas las fotos son geniales. Te sigo :D

somecitylights.blogspot.com

B. dijo...

Ya tengo BB nuevaaaa:D me costó convencer a movistar, pero por fin la tengo jajajaja.
¿Quién es el chico de la foto?
Un besito:)

B.