viernes, 7 de mayo de 2010

escondida detrás de tu pulgar..

Puede que nunca encuentre a un Alex que me lleve a un faro, o a un príncipe azul que me lleve en su caballo al más grande y opulento palacio. Puede que nunca me case en Nueva York. Puede que nunca tenga el trabajo de mis sueños. Puede que la vida dé tantas vueltas que me termine mareando. Pero sé que algún día me enamoraré de mi propio príncipe. También sé que me casaré, donde sea y como sea, pero con quien yo quiera de verdad. Y también sé que, aunque los sueños, sueños son, no hay nada más bonito que soñar, que imaginarte tu vida dentro de unos años, pero siempre con la madurez suficiente como para saber que si tus sueños no se cumplen, no pasa nada, podrás hacer tu vida de otra forma, pero siempre como tú quieras, como tú elijas. Porque, te lo creas o no, es tu vida y la manejas tú y nadie más. No eres ninguna marioneta. Hazme(te) un favor y sígueme, verás lo divertido que es jugar a princesas y príncipes que no quieren ser reyes, no luchan contra dragones y no trepan a las más altas torres.

1 comentario:

Soleil dijo...

Peor todos saben que nos iremos a Dublín (eso siempre tnego que meterlo como sea en todas las conversaciones), todos saben que Alex no vendra pero que somos nosotras las que nos compramos nuestras rosas.
Quien necesita un principe cuando se pasa el día rodeada de tus amigas que son princesas...?? :)